Envío gratuito a España Península y Baleares.

Desde su taller textil en Allariz, un pequeño pueblo de Ourense, Inés Rodriguez nos recibe con una sonrisa de oreja a oreja mientras entrelaza hilos en su telar manual. Su pasión por los tejidos, la artesanía y la creatividad la ha llevado a convertirse en una de las más importantes artesanas textiles de nuestro país. Y es que Inés, además de crear maravillosos tejidos con todo tipo de materiales (lino, algodón, piel, plumas, cuerdas…) ha colaborado con grandes diseñadores y marcas nacionales así como con reputadas escuelas de moda.

Inés rebosa pasión por los cuatro costados y eso lo transmite en todas sus creaciones. Diseños únicos confeccionados a mano en telar manual, que esconden muchas horas de un trabajo artesanal, minucioso y tradicional. En Mimeyco, fascinadas por su trabajo, no quisimos perder la oportunidad de charlar con ella para que podáis conocerla mejor, descubrir su universo y su preciosa tienda-taller Rirandco. 

Para alguien que no te conozca, ¿cómo le describirías tu trabajo? Soy diseñadora artesana textil y mis tejidos se conocen por la fusión de materiales y sus texturas. Suelen estar hechos a medida y cuentan la historia de quien nos los encarga. Desde nuestro taller además hacemos colecciones propias de productos de decoración de hogar u otros, inspirados en aquello que nos motiva, nos preocupa o nos rodea. Un segunda línea de trabajo es la investigación.

¿Cuándo empezaste a interesarte por el diseño/artesanía textil y por qué? Siempre me ha gustado la artesanía, el diseño y el textil. Quise estudiar Bellas Artes pero no pude ya que empecé a trabajar desde muy joven. Por falta de tiempo no retomé los estudios, pero a lo largo de mi carrera he realizado cursos y talleres de diferentes disciplinas artísticas y con grandes profesionales. Mi madre es costurera y por eso desde siempre el tejido, los bordados, el reciclaje ha formado parte de mi… Ella me enseñó a tejer punto y a coser a mano un dobladillo cuando era una niña. Tejiendo en telar de manera profesional llevo 10 años.

Empecé en el diseño textil cuando decidí apostar por la conciliación familiar, vivir en un pueblo y dedicarme a algo que me gustaba.

¿De quién o cómo aprendiste el oficio? Aprendí  de otros artesanos, en talleres y de manera autodidacta. Aprender a tejer no se aprende en una escuela. He realizado cursos de hilado en Canarias con una hilandera muy mayor para que el oficio no se perdiera y luego he aprendido sobre tintes con una de las mejores tintoreras de España, investigadora del Csic.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión? Lo que más me gusta es que nunca es igual, es muy creativa. Cada proyecto es diferente y te exige investigar, buscar los materiales adecuados..  Es una profesión que te exige estar aprendiendo siempre y en la que conoces a gente muy interesante, ya sean clientes, compañeros o dando clases en alguna escuela. La formación también me encanta, aprendes muchísimo de la visión de los alumnos.

Me divierto y me siento libre tejiendo.

¿Consideras que la artesanía está valorada en España? Creo que la artesanía está mal planteada, y un poco denostada. Muchas personas tienen un concepto equivocado de la artesanía, como una baratija, un souvenir, algo que llevarte.. pero la artesanía es mucho más. Son procesos antiguos que deben preservarse, un respeto por los materiales, los valores culturales de las piezas y en la actualidad diseño y un pensamiento más actual. Son procesos largos y piezas únicas que a veces las personas no valoran, quizás por desconocimiento. Cuando nuestros clientes, conocen nuestro taller, nuestro ambiente respetuoso de trabajo y descubren todo el proceso que hay detrás, aprecian mucho más sus compras y el valor de lo que se llevan. Sin embargo, también creo que cada vez más pequeñas empresas apuestan con fuerza por la diferenciación, utilizando producciones artesanales muy cuidadas con ediciones limitadas y productos únicos.

Creo que eso es la artesanía, el trabajo hecho con cariño para ser usado con el mismo cariño con el que lo hacemos.

¿Qué parte de todo el proceso de producción te resulta más interesante y por qué? El proceso de diseñar el tejido o incluso el diseño del producto final, si lo hacemos nosotros. Esta parte requiere mucha creatividad, hay que pensar donde se va a colocar, los materiales adecuados, estudiar la historia que motiva el producto para adaptarnos a ella, el color, el dibujo o rapport del tejido, como se va tejer..

 

¿Qué te gustaría decirle a esa persona que ha comprado un bolso Mimeyco hecho con tu tejido? Que vea en él una pieza única. Aunque existe un diseño previo que trabajamos con las diseñadoras en base a una idea que resumiese la identidad mediterránea de Mimeyco, se pensó cada detalle y fueron unos meses de trabajo previos hasta que llegamos a tejer la colección final. Me gustaría decirle que cada bolso se tejió a mano por mí o por las personas que estaban en el taller y eso implica que nuestro sello está en ellos. Mientras los tejíamos escuchábamos música y pensábamos en las personas que los iban a utilizar.

Por último… cuéntanos algo que te gustaría decir a todas las personas que están leyendo tu historia. 

Me gustaría que las personas en general conociesen más la artesanía y sus procesos. Que acudan a ella con respeto por los que seguimos produciendo en España pequeñas colecciones hechas con esfuerzo, cariño y muchos valores que las hacen sostenibles y diferentes.

Gracias Inés por abrirnos la puerta de tu taller, recibirnos con los brazos abiertos y por haber diseño para Mimeyco uno de los  tejidos más bonitos que hayamos podido tener.

En Mimeyco usamos cookies para que tu experiencia y navegación sea mucho mejor. Si sigues por aquí es que estás de acuerdo con su uso y aceptas nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X